DISCAPACIDAD MOTORA




=
external image 37101875_20ac996bbf_m.jpg

=


CONCEPTO DE DISCAPACIDAD MOTORA


La mejor forma de conocer un término compuesto es “descomponiéndolo”, por ello, vamos a analizar que entendemos por Discapacidad y que entendemos por Motricidad. Siendo conscientes de los avances conceptuales en este campo, para delimitar el concepto de discapacidad, recurriremos a la Organización Mundial de la Salud (O.M.S.) y lo diferenciaremos del concepto de deficiencia y minusvalía:

Deficiencia:
Anomalía de la estructura corporal y de la apariencia, con anomalía de la función de algún órgano o sistema, cualquiera que sea su causa.

Discapacidad:
Refleja la consecuencia de la deficiencia desde el punto de vista del rendimiento funcional y de la actividad del individuo. Las discapacidades representan los trastornos a nivel de la persona.

Minusvalía:
Hace referencia a las desventajas que experimenta el individuo como consecuencia de las discapacidades. Las minusvalías reflejan la interacción y adaptación del individuo al entorno y viceversa.

Es importante diferenciar bien los conceptos. A un alumno le puede faltar un segmento de una pierna (agenesia de miembro), este hecho sería la deficiencia. Al intentar caminar, por ejemplo, se evidenciaría la discapacidad. Si dispone de una prótesis pero no puede articular la rodilla (flexionar - extender la pierna) para subir/bajar escaleras se estará evidenciando la minusvalía. Obviamente, cuanto más adaptado esté el medio en el que se desenvuelve (rampas, ascensor, etc.) menor será ésta.
Este es nuestro gran reto, adaptar la ESCUELA de tal forma que que nuestro alumnado con Discapacidad Motórica sea cada vez más autónomo para desenvolverse en ella; y ello lo conseguimos cada vez que les facilitamos el acceso, les posibilitamos una postura adecuada para desarrollar las tareas escolares, les proporcionamos ayudas técnicas a la comunicación, etc.

DEPORTE PARA PERSONAS CON DISCAPACIDAD MOTORA.


000258804.png

__**CAUSAS DE LA DISCAPACIDAD MOTORA**__


Es difícil encontrar una clasificación que recoja de forma clara todos los posibles trastornos motóricos que podemos encontrarnos en el hábitat escolar.
Cualquier intento de esquematizar sacrifica alguna afectación, por ello hemos intentado recoger en este apartado las principales patologías que pueden darse en las etapas evolutivas del sector de población con la que trabajamos: edad escolar.

Así podremos encontrarnos:
1.- Malformaciones congénitas: Luxación congénita de cadera, Malformación congénita de miembros, Malformación congénita de la columna vertebral, Artrogriposis.
2.- Afecciones congénitas sistémicas o generalizadas del esqueleto: Osteogénesis imperfecta, Acondroplasia, Osteocondrodistrofias (Morquio, etc..).
3.- Osteocondrosis: Enfermedad de Perthes, Enfermedad de Scheurman,….
4.- Afecciones articulares: Artritis, Artrosis.
5.- Afecciones neuromusculares: Parálisis Cerebral, Espina Bífida, Distrofias Musculares, Afecciones de nervios periférics, parálisis obstétricas,…
6.- Otras afecciones neurológicas - miscelánea: Esclerosis múltiple, E.L.A., Poliomielitis,…

Vamos a encontrarnos alumnos con parálisis en los miembros inferiores y no se descarta cierta afectación en los miembros superiores (sobre todo si tienen hidrocefalia asociada). Puede que hayan adquirido la marcha autónoma con ayudas ortopédicas (órtesis diversas: aparatos cortos, largos, férulas, bastones, andadores, empujadores,...) o que sean usuarios de silla de ruedas.
Habitualmente utilizan sillas de ruedas autopropulsables, pues desde pequeños se les enseña a potenciar sus miembros superiores y controlar su cintura escapular, para que puedan realizar de forma autónoma sus transferencias (paso de la silla al inodoro, a la cama, a otra silla por ejemplo la escolar,...,). Por ello es muy importante que desde el colegio potenciemos todo tipo de ejercicios tendentes a fortalecer sus brazos. Los profesores de educación física, los de apoyo, tutores,..., deben conoce la relevancia de estas consideraciones. Por ejemplo, animar al chico a realizar pulsiones (apoyando sus brazos en el reposabrazos de su silla de ruedas, elevar todo su cuerpo), es un ejercicio clave para prevenir la aparición de escaras y otros problemas circulatorios.
Es muy importante no olvidar los problemas de sensibilidad en estos miembros inferiores. Evitar fuentes de calor cercanas, ráfagas de aire frío, tornillos desajustados en su pupitre escolar, astillas, etc., no es una recomendación laboriosa para el profesorado y sí que ayuda a estos alumnos a no sufrir accidentes ni quemaduras innecesarias. Recuérdese que ellos no podrán avisarnos del daño sufrido, no lo sienten, y cuando lo percibimos, suele ser por señales tan evidentes que limitan su prevención.


TIPOS DE DISCAPACIDAD MOTORA


La gran variedad de tipos de deficiencias motrices que existen hacen más que difícil su clasificación; no obstante intentaremos representar no todas pero sí aquellas que consideramos más importantes o, al menos, las que por su nivel de incidencia son las más frecuentes.

Estos criterios son los siguientes:

- CONGÉNITAS O HEREDITARIAS: abarca en general el ámbito de los síndromes y tiene su origen en las alteraciones cromosomáticas. Sería el caso, por ejemplo, del Síndrome de Down definido por una trisomía (tres cromosomas en vez de dos) en el par 21; en este caso, al retraso psicomotor lo acompaña un retraso cognitivo.
- PRENATALES NO CONGÉNITAS: pueden ser causados por enfermedad o traumatismo de la madre, también por prematuridad en el nacimiento y pueden derivar en problemas de tipo metabólico, malformaciones del bebé o daño cerebral.
- PERINATALES: problemas que se producen generalmente en el momento del parto (partos de nalgas, vueltas de cordón alrededor del cuello del feto, partos largos con sufrimiento fetal, etc.), que pueden causar tanto alteraciones osteo-articulares (parálisis braquial, torticolis,etc.) como daño cerebral (por anoxia o falta de oxígeno al cerebro).
- POSTNATALES: causadas por enfermedades en el bebé (meningitis, coma diabético, deshidratación, etc.) o por traumatismos (accidentes fortuitos o provocados, absorción involuntaria del propio vómito, etc.)

Según la localización de la lesión:

- A NIVEL CEREBRAL: Parálisis cerebral, Traumatismo Cráneo Encefálico (TCE), Tumores.
- A NIVEL ESPINAL: Poliomelitis, Espina Bífida, Enfermedades Medulares Degenerativas (esclerosis, ataxias).
- A NIVEL MUSCULAR: Miopatías, Distrofias Musculares (Duchenne, Landouzy).
-A NIVEL OSTEO-ARTICULAR: Parálisis Braquial, Amputaciones, Lesiones de columna (escoliosis, cifosis, lordosis, etc.).

Según el número de miembros afectados:

- SI HAY DISFUNCIÓN PERO NO PÉRDIDA TOTAL DE LA FUNCIÓN: hemiparesia (alteración de la función de uno o dos miembros generalmente del mismo lado), paraparesia (disfunción generalmente en miembros inferiores) o tetraparesia (alteración de la función de los cuatro miembros).
- SI HAY PERDIDA DE LA FUNCIÓN: hemiplejia (parálisis de uno o dos miembros generalmente del mismo lado), paraplejia (parálisis de miembros inferiores) o tetraplejia (parálisis de los cuatro miembros).

CONSEJOS NIÑOS CON DISCAPACIDAD MOTORA.


Los niños con discapacidad motora necesitan de sus padres para estimular sus habilidades en un trabajo conjunto con los profesionales encargados de su tratamiento.
Desde muy pequeños los padres pueden iniciar a sus hijos en actividades donde la coordinación de sus ojos y brazos comiencen a ejercitarse. Recurrimos a juegos para lograrlo:
  • Hacen sus primeras construcciones con legos
  • Lanzan y capturan pelotas de diferentes dimensiones y pesos
  • Utilizan los videos juegos sin hacerlo un hábito. Los horarios son controlados por los padres.
Existen otras actividades donde la motricidad fina (Viso- manual) es puesta en práctica mediante el rasgado de papel y manualidades donde es necesario recortar figuras para luego pegarlas en otra clase de material
Pintar es otra forma de incentivarlos a desarrollar sus habilidades, los pinceles que utilizarán serán de todo grosor. Cuando adquieran mayor destreza manejarán los crayones, y conforme se perfeccionen los lápices.

Problemas sociales de los discapacitados.

Los discapacitados a veces tienen dificultad para ciertas actividades consideradas por otras personas como totalmente normales, como viajar en transporte público, subir escaleras o incluso utilizar ciertos electrodomésticos. Sin embargo, el mayor reto para los discapacitados ha sido convencer a la sociedad de que no son una clase aparte. Históricamente han sido compadecidos, ignorados, denigrados e incluso ocultados en instituciones.
Hasta la segunda mitad del siglo XX fue difícil que la sociedad reconociera que los discapacitados (aparte de su defecto específico) tenían las mismas capacidades, necesidades e intereses que el resto de la población; por ello seguía existiendo un trato discriminatorio en aspectos importantes de la vida. Había empresarios que se resistían a dar trabajo o promocionar a discapacitados, propietarios que se negaban a alquilarles sus casas y tribunales que a veces privaban a los discapacitados de derechos básicos como los de custodia de los hijos. En las últimas décadas esta situación ha ido mejorando gracias a cambios en la legislación, a la actitud de la población y a la lucha de los discapacitados por sus derechos como ciudadanos e individuos productivos.

ACCESIBILIDAD.

000258807.png
Para mejorar la accesibilidad, en los establecimientos destinados a un uso público se deben tener en cuenta una serie de aspectos físicos pensando en la gente con deficiencias motrices:
  • Acceso a la entrada: se deben evitar los desniveles, sin embargo si éstos existen, se debe contar con una rampa de una inclinación máxima del 8% y una anchura mínima de 9 dm de material antideslizante. Además es conveniente que vaya acompañada de una barandilla para personas ambulantes.
  • Puertas: la anchura mínima de la puerta ha de ser de 9 dm, además ha de ir acompañada de una manilla en forma de palanca o de una barra horizontal que se accione presionando.
  • Pasillos y escaleras: será necesaria la instalación de pasamanos redondeados, separados 4 cm y colocados a dos alturas para poder ser utilizados por personas con marcha inestable y de diferentes edades.
  • Baño: debe ser lo suficientemente ancho y amplio para que pueda acceder una silla de rueda. Además se debe disponer de barras de apoyo que faciliten el control del movimiento. Por otro lado el suelo ha de ser antideslizante, los sanitarios y accesorios deben estar a la altura de una silla de ruedas y la grifería ha de ser de fácil manejo.
  • Interruptores: los enchufes e interruptores de la luz han de estar situados a la altura suficiente para que se pueda acceder a ellos desde una silla de ruedas.
Cabinas de teléfono: deben haber de la altura para acceder desde una silla de ruedas

2282588961_f68328c835.jpg

000258802.jpg

DÍA INTERNACIONAL DE LAS PERSONAS CON DISCAPACIDAD

En 1992, se proclamó el 3 de diciembre Día Internacional de las Personas con Discapacidad, promueve la toma de conciencia y la adopción de medidas para mejorar la situación de las personas con discapacidad, así como para lograr igualdad de oportunidades.
Algunas condiciones que favorecen el incremento de las discapacidades son el envejecimiento de la población, la desnutrición, la niñez abandonada, grupos sociales postergados como las etnias, pobreza extrema, desplazamiento de grupos poblacionales, fenómenos naturales. Como consecuencia de esto, existe un grupo de personas sin distinción de clase social, raza, cultura, género, edad y condición económica.
El logro de una aceptable calidad de vida de las personas con discapacidad y su mantenimiento, requiere de acciones que van desde promoción de la salud, prevención de discapacidad, recuperación funcional e integración/inclusión social. La rehabilitación es un componente fundamental de la salud pública, siendo relevante para el logro de la equidad, pero también es un derecho fundamental y por lo tanto una responsabilidad social.

¡LAS PERSONAS CON DISCAPACIDADES TAMBIÉN TIENEN DERECHOS!


AFÁN DE SUPERACIÓN